Desgraciadamente se ha vuelto a vivir un nuevo episodio de racismo en el fútbol. En el amistoso que enfrentaba a Túnez y Brasil, Richarlison marcaba el 1-2 y se iba a celebrar el gol a la banda. Sin embargo, mientras festejaba el tanto con sus compañeros, un plátano cayó en el terreno de juego, lanzado desde la grada.

Junto a la fruta, también llovieron otros objetos desde la grada. De hecho, durante la celebración se puede ver como Fred, jugador del Manchester United, le da una patada a una botella para sacarla del campo.

Este bochornoso suceso recuerda a lo que se vivió en España en el año 2014, cuando en un partido en el Madrigal entre el Villarreal y el Barcelona, le tiraron desde la grada un plátano a Dani Alves cuando el resultado era de 2-1 a favor de los locales.

La reacción del lateral fue la de coger la fruta y comerse un trozo en pleno partido, justo antes de un saque de esquina.

El resultado final fue de 1-5. Los goles de la 'canarinha' los marcaron Richarlison, Neymar, Pedro y doblete de Raphinha. El gol para los tunecinos lo metió Talbi.

La Federación Brasileña, molesta

El presidente de la Federación Brasileña de Fútbol, Ednaldo Rodrigues, mostró su malestar por el acto racista ocurrido en el terreno de juego: "Una vez más vengo públicamente a manifestar mi rechazo. Esta vez lo vi con mis propios ojos. Esto nos impacta. Siempre debemos recordar que todos somos iguales, sin importar el color, la raza o la religión".

"La lucha contra el racismo no es una causa, sino un cambio fundamental para borrar este tipo de delitos del planeta. Insisto en decir que los castigos deben ser más severos", añade.

Incluso publicaron un tweet lamentando esto: "Tras el segundo gol de Brasil, se lanzó un plátano hacia Richarlison. La Federación Brasileña de Fútbol refuerza su postura contra la discriminación y rechaza con vehemencia un nuevo episodio de racismo en el fútbol".