El Manchester City está teniendo un mercado de fichajes impresionante. Mientras que ha realizado incorporaciones de calidad y a precios bastante asequibles teniendo en cuenta cómo está el mercado hoy en día, también está vendiendo jugadores que no entran en los planes de Pep Guardiola por un muy buen precio.

Por el momento, tan solo lleva tres altas. La más destacada es la de Erling Haaland. El delantero noruego está llamado a ser uno de los jugadores que dominará la próxima década y llegó al City por 60 millones de euros, una ganga teniendo en cuenta su calidad y sus registros goleadores con tan solo 21 años. Sin embargo, todo apunta a que el noruego tiene una clausula liberatoria para salir en el año 2024.

Aunque se anunciara en enero, este verano ha llegado también a Manchester una de las perlas del fútbol argentino, Julián Álvarez. El delantero procedente de River Plate llegó por 18,5 millones de euros y competirá por un puesto en la delantera con Haaland.

La última incorporación con dinero de por medio es la de Kalvin Phillips. El británico dejó el Leeds United después de ocho temporadas en el club para ponerse a las órdenes de Pep Guardiola. El fichaje fue de casi 50 millones de euros.

Por último, Stefan Ortega llegó libre tras acabar contrato con el Arminia Bielefeld. El alemán, que fue uno de los mejores porteros la pasada Bundesliga, será el segundo portero de Guardiola, detrás de Ederson.

El equipo que mejor vende en Europa

Fernandinho, tras nueve temporadas en el club, se marchó libre para jugar en el Atlético Paranaense. Pedro Porro, tras varias cesiones, fue finalmente fichado por el Sporting de Portugal por 8,5 millones de euros. El Manchester City tiene una cláusula de recompra de 20 millones de euros que para otros clubes es de 45 millones.

Gabriel Jesús también ha abandonado las filas del City tras seis temporadas en el club inglés. El brasileño se marchó al Arsenal por algo más de 52 millones de euros, una muy buena venta teniendo en cuenta que el delantero era suplente.

A otro club inglés se ha marchado también Raheem Sterling. Tras siete temporadas, el inglés fichó por el Chelsea por 56 millones de euros. Con esta incorporación, el equipo de Thomas Tuchel se asegura un jugador de calidad que es garantía de muchos goles y asistencias.

Otro que aunque aún no es oficial y parece estar al caer, y también rumbo al Arsenal, es Zinchenko. El ucraniano volvería a compartir vestuario con Gabriel Jesús y el City recibiría una cantidad aproximada entre los 35 y 40 millones de euros. También suena el español Marc Cucurella para cubrir ese puesto en el lateral izquierdo.