Iñaki Williams, delantero del Athletic Club, ha denunciado haber sufrido insultos racistas por parte de la afición del RCD Espanyol en el RCDE Stadium.

Tras el partido, el jugador se mostró "triste" tanto por el empate de su equipo como por estos gritos.

 

"Es algo que nadie quiere escuchar y que está totalmente fuera de lugar. La gente tiene que venir a disfrutar, a ayudar a su equipo. Es un deporte de amistad, de equipo... Ha sido un poco triste, porque no deben ocurrir estos acontecimientos. Están fuera de lugar", comenta Williams.

El delantero habló en el terreno de juego con Iker Muniain para indicase al árbitro que recogiese estos insultos en el acta del partido, algo que no se ha producido.