A pesar de que en el exterior de San Mamés se proyectara la bandera ucraniana bajo el lema "Gerrarik ez" (No a las guerras) y que en el interior del estadio también figuraran detalles contra el conflicto bélico que asola Ucrania, en las gradas de la 'Catedral' se produjo la antítesis del mensaje institucional del club.

Durante el encuentro que enfrentó este lunes al cuadro de Marcelino García Toral contra el Levante, una serie de aficionados situados en la grada donde se ubican algunos de los radicales del Athletic exhibieron banderas y pancartas a favor de la invasión rusa.

Se trata de la bandera de Nueva Rusia con el águila bicéfala, surgida en 2014 en honor a una confederación no reconocida que integra a las regiones ucranianas de Donetsk y Lugansk.

A su vez, se mostró una pancarta que rezaba que "llevaban ocho de guerra" con el símbolo de la OTAN y otro nacionalista ucraniano tachados.