Hace 365 días, nada hacia pensar ni nadie imaginaba que la situación en el Valencia podía cambiar tanto de una temporada a otra. Tras reencontrar la identidad y el estilo del club de la mano de Marcelino García Toral y de Mateu Alemany, el conjunto ché volvió a levantar un título 11 años después: la Copa del Rey ganada en Sevilla frente al Barcelona.

Desde entonces, en el seno del club 'blanquinegre' se dio un giro de 180 grados. Desavenencias entre banquillo y palco provocaron la renuncia de Marcelino y la consiguiente marcha de Alemany, dejando una plantilla -que estaba confeccionada para él- mermada en lo anímico y reticente hacia la presidencia.

La temporada está siendo la antítesis de lo que fue la pasada y la cabeza de Albert Celades, sustituto de García Toral, ya ha rodado por las oficinas del Turia. En pleno cese del técnico, la afición ché estalló contra sus dirigentes y exigió la venta del club bajo el lema "Meriton go home".

Kim, hija del máximo accionista del Valencia, Peter Lim, tomó la palabra en redes sociales para enviar un contundente mensaje que no sentó bien en la parroquia valencianista: "¿No lo entendéis? El club es nuestro y podemos hacer lo que queramos".

Una semana después, en el medio singapurés 'Mothership', la primogénita de Lim ha salido al paso para defender a su padre de las críticas que ha recibido desde Valencia, siendo algunas, según ella, "racistas".

"Doy la cara por mi padre y por la raza china, porque no dejan de decir que los chinos son horribles y 'que les den' a los chinos", expresó Kim en primera instancia.

"Todos tenemos un límite. Han estado acosando a mi familia y a la raza china durante un tiempo. Sentí que hacía falta una respuesta inmediata para frenar y lidiar con el acoso online", añadió.

Por último, quiso alzar la voz contra el ciberacoso de cualquier tipo: "Quiero expresar mi punto de vista de que el ciberacoso es incorrecto y el racismo cibernético es ilegal, y que el mundo sepa que nadie debe sucumbir a eso".

En el primer partido tras la marcha de Celades, el Valencia empató a dos en el estadio de Los Cármenes frente al Granada. Voro, 'apagafuegos' natural del conjunto ché en los últimos años, ha comenzado a recordar antiguos apuntes tácticos de Marcelino, aunque su periplo en el banquillo blanquinegro no será muy largo. Desde Francia colocan a Laurent Blanc en Mestalla, pero todo hace presagiar que Voro será el encargado de concluir las cuatro jornadas restantes de campeonato.