La operación 'Promises' se ha saldado con la detención de tres personas en la localidad gaditana de Prado del Rey "por trata de seres humanos con fines de explotación sexual y prostitución lucrativa", tal y como informa la Guardia Civil.

La Benemérita desarticuló una organización que traía futbolistas desde Sudamérica, se les prometía un puesto en un equipo, pero, al llegar a España, la realidad era bien distinta.

La organización les obligaba a pagar su el billete, prometiendo que recuperarían el dinero rápidamente. Una vez que pisaban suelo español, eran llevados hasta la provincia de Cádiz, donde se les requisaba la documentación y el dinero para tenerlos completamente controlados.

 

Los siete futbolistas, siendo uno de ellos menor de edad, fueron obligados a prostituirse en un ambiente homosexual y a mendigar en la calle para poder sobrevivir.

"Los tenían recluidos en una casa y sólo se les permitía relacionarse entre ellos, viviendo en la indigencia y llegando a mendigar para sobrevivir. Ni siquiera tenían esa inclinación sexual", afirman los Cuerpos de Seguridad.