En el mejor momento de su historia tras encadenar un ascenso directo y una inédita clasificación para la Europa League, negros nubarrones de polémica se ciernen sobre el Granada CF.

Los hechos tienen su origen en la celebración de la clasificación europea tras el último encuentro liguero frente al Athletic Club de Bilbao. El portero del filial Unai Etxebarria (cedido por los 'leones') lució una camiseta de apoyo a los ocho condenados por el 'caso Alsasua'.

'Altsasukoak aske', rezaba el texto de la prenda, que significa 'los de Alsasua libres'. Además, bajo el mensaje figuraba la siguiente frase: 'Stop montajes policiales'.

 

El gesto generó mucha polémica hasta el punto que Onofre Miralles, portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Granada, instó al club rojiblanco a la "apertura de expediente disciplinario por hacer apología delictiva en una celebración del equipo", hecho que él mismo ha confirmado que se está desarrollando.

Miralles considera que es un acto "constitutivo de apología del delito" que requiere "una rectificación inmediata" debido a que se trata de "un insulto a los aficionados, al club, a Granada y a los granadinos, como al propio Ayuntamiento por ser el propietario del estadio", tal y como recoge 'Ideal'.

 

El 'Caso Alsasua' se destapó en 2016 cuando, en un bar de la población de Navarra, un grupo de ocho personas se enzarzaron en una pelea contra dos guardias civiles que se encontraban fuera de servicio.