Un vergonzoso robo acontecido este domingo en Nápoles se viralizó rápidamente en Italia. En las imágenes se puede ver cómo ocho individuos atacan a un repartidor propinándole todo tipo de golpes y patadas, y llegando incluso a atropellarle.

El 'rider', de 52 años, se defendió como pudo de las arremetidas de los individuos, pero poco pudo hacer ante la violencia de estos, que finalmente lograron arrebatarle su moto.

Tras correr como la pólvora el vídeo, se impulsó una recaudación de fondos que los 11.000 euros, en la que uno de los grandes partícipes fue Mohamed Fares,jugador de la Lazio, que contribuyó con 2.500 euros.

 

Afortunadamente, en la mañana de este lunes la Policía ha localizado la moto en casa de un menor de edad, procediendo posteriormente a la detención de cinco de los ocho supuestos atracadores.

El repartidor, padre de dos hijos, ha agradecido el gesto en una conversación en Facebook con el concejal Francesco Emilio Borrelli: "Nápoles tiene un corazón enorme y le doy las gracias a todos los que quisieron ayudar. Fui carnicero durante 27 años, me gustaría volver a vivir de eso, pagar mis impuestos y ser honesto".