Heridas de guerra. El Valencia CF ha mostrado a través de las redes sociales la brutal cicatriz que le ha quedado a José Luis Gayà después de sufrir un golpe en el partido amistoso ante Países Bajos. Chocó con Hans Hateboer y tuvo que ser atendido con un corte en la ceja izquierda.

En total fueron nueve los puntos que le tuvieron que dar en esa zona. En la imagen se aprecia que el lateral sufre también un pequeño hematoma más abajo, en su ojo izquierdo.

El valenciano, a pesar del aparatoso golpe, volvió a asomar en el siguiente encuentro ante Alemania, una goleada histórica (6-0), que confirmó la presencia de la selección española en la Final Four de la Liga de Naciones, que se disputará en octubre de 2021.

 

Gayà se ha convertido en una pieza indiscutible para Luis Enrique en el costado izquierdo... y también en un talismán. Desde su debut en 2018, ha disputado un total de doce partidos con La Roja, en los que no conoce la derrota: nueve victorias y tres empates.

Su rendimiento tanto en la selección como en el Valencia es fundamental. Más todavía en su club, donde después de un verano tormentoso, ha quedado como uno de los veteranos de la plantilla dirigida por Javi Gracia.

Y es que el lateral es capaz de sobreponerse incluso a un golpe de nuevo puntos de sutura y continuar sobre el verde. Gayà alcanza su mejor versión a sus 25 años. Con todo el futuro por delante.