Lesionado de la rodilla y fuera de los planes de José Mourinho, previsiblemente, para las próximas cuatro semanas, Gareth Bale ha concedido su primera entrevista tras abandonar el Real Madrid para volver al Tottenham.

En los micrófonos de 'Sky Sports' ha asegurado no arrepentirse "de nada" de lo que ha hecho en el Real Madrid, ha explicado que se sentía sorprendido cuando recibía pitos por parte del público y ha dejado claro que "solo quiere jugar al fútbol".

"No, no me arrepiento de nada. Solo quiero jugar al fútbol, eso es todo lo que puedo hacer y todo lo demás, todo lo que se diga desde fuera, escapa a mi control. Como he dicho no me arrepiento de lo que he hecho, diga lo que diga quién sea, porque eso ya es cosa suya. Sé lo que pienso de mí mismo y mi familia sabe muy bien quién soy, eso es todo lo que me preocupa", señaló Bale, refiriéndose a todas las informaciones que han salido sobre él.

Paralelamente, ha hablado sobre la presión a la que se ha visto sometido en el Bernabéu: "Está claro que ir a una cultura diferente, a un país diferente, te hace crecer como persona, y no te digo ya como futbolista. Tienes que aprender a enfrentarte a situaciones en las que te ves involucrado, y, obviamente, yo he estado bajo situaciones de una inmensa presión. Ha habido gente que me ha silbado dentro del estadio".

"Así que sí, he aprendido a lidiar con ese tipo de cosas, a no tomármelas demasiado en serio ni demasiado a pecho, así que vivo con ello. Es fútbol, algo que te encanta practicar y en lo que simplemente tienes que dar lo mejor de ti mismo. A veces eso es lo único que puedes hacer", ha añadido el extremo galés de 31 años.

Sobre su futuro, el Tottenham, Bale ha apuntado que llega a un equipo mejor y que quiere hacerlo bien con los 'spurs': "Cuando llegas a un equipo nuevo lo que quieres es hacerlo bien, ayudar al equipo lo máximo posible. Tenemos un grandísimo equipo que lo ha estado haciendo muy bien. Obviamente desde que me fui el club no ha parado de crecer; llegaron a una final de Champions League, tienen un nuevo estadio y cada año lo hacen mejor en Premier".

Por último, incidió en las ganas con las que desembarca en el equipo de José Mourinho, y la pena que le produce que no haya público en su reestreno con los londinenses: "Solo quiero jugar, ponerme otra vez la camiseta de los 'spurs'. Es una decepción muy grande que los aficionados no vayan a poder estar ahí para mi primer partido, porque siento que me habrían dado una bienvenida increíble. Aun así, ahora lo único que quiero es jugar al fútbol, jugar con el equipo, y hacerlo lo mejor posible individual y colectivamente para que tengamos una gran temporada".