840 días han pasado desde la última victoria del Fort William. Considerado el "peor equipo de Gran Bretaña", este equipo de la Highland League escocesa ha conseguido ganar un partido y acabar así con su nefasta racha.

 

No ha sido en la Liga, donde llevan sin ganar desde abril de 2017, sino en la Copa Escocesa. Su víctima ha sido el Nairn County, que ha recibido una goleada de este peculiar equipo (5-2).

Los graves problemas financieros lastran a un club incapaz de mantener la estabilidad. Su presidente abrió una cuenta bancaria de apoyo al club para que los aficionados donasen dinero a nivel internacional y mantenerlo a flote.

 

Su siguiente meta es la de volver a ganar en Liga. La temporada pasada acabaron con -7 puntos en la clasificación, con un diferencial de goles de -224. Ese casillero negativo se debe a una alineación indebida que les arrebató 9 puntos, sumando dos empates en el resto de la temporada.

Por el momento, las dos primeras jornadas han acabado en derrota (6-0 y 1-4). Es el resto de un Fort William cuyo objetivo es dejar de ser el hazmerreír de Gran Bretaña.