Con un bagaje de tan solo un punto (gracias a la sanción a Kimi Raikkonen en Imola) tras los Grandes Premios de Baréin y Emilia-Romaña, ha quedado claro que Fernando Alonso necesita recuperar sensaciones y adaptarse al Alpine A521 tras dos años lejos de la Fórmula 1.

El bicampeón del mundo es consciente de ello y así lo hacía ver en sus declaraciones tras la carrera del fin de semana pasado, explicando que debía mejorar y que de cara al GP de Portugal mejorará su nivel.

Sin embargo, por los meses que lleva trabajando con la escudería francesa, Alonso ve en el antiguo equipo Renault un futuro equipo campeón del mundo "en el futuro".

"Creo que el equipo está renovado, motivado y que tiene potencial para ser un equipo campeón en el futuro. Estoy seguro de eso. No sé si llevará dos, cinco o siete años, pero estamos en un buen proyecto y lo estoy disfrutando", ha declarado Fernando en 'Channel 4'.

A su vez, 'Magic Alonso' ha explicado por qué Luca de Meo, CEO del Grupo Renault, le calificó como 'El Padrino' del equipo hace unas semanas.

"Renault es la casa de Fernando, pero quiero usar su experiencia para ayudarnos a todos a crecer. Tiene un rol diferente al que tenía hace 15 años. Es el padrino de todos. Lo único que le pido es que nos ayude a convertirnos en un equipo puntero porque se trata de actitud y de mentalidad y él las tiene", señaló entonces el italiano.

¿El porqué? Fernando lo justifica con su experiencia: "Creo que quiso decir que de todo el mundo en el equipo, uno de los más expertos es el piloto, que es algo raro. Normalmente llegas a la F1 y tenemos a muchos miembros con gran experiencia en el equipo que te hablan de carreras antiguas y de las anécdotas y curiosidades de Imola, de las curiosidades de otros circuitos y yo probablemente sea el tipo que esté contando todas esas cosas, es el piloto el que está contando estas cosas ahora y eso es un poco extraño en este momento".

Fernando Alonso tiene contrato con Alpine hasta el término de 2022, primera temporada en la que se instaurará el nuevo reglamento en el 'Gran Circo', algo con lo que el asturiano sueña para volver a ser competitivo, ganar carreras y, quién sabe, para luchar por el título del mundo.