Fali Giménez, central del Cádiz, se mostró hace unas semanas reacio a volver a entrenar y exigió a LaLiga y a Sanidad que "garanticen por escrito que estamos al 100% asegurados de que no vamos a contraer el virus". Además, el futbolista se aventuró a ir más allá: "No volveré si hay un mínimo riesgo, si tengo que dejar el fútbol lo haré".

Pues bien, este miércoles, por turnos y guardando la distancia de seguridad, jugadores, cuerpo técnico y empleados del Cádiz, al igual que otros muchos equipos de Primera y Segunda División, se ha sometido a los test pertinentes de detección del coronavirus con la ausencia de Fali.

 

Los test, junto al reconocimiento médico, se han realizado en las instalaciones deportivas El Rosal donde entrena el equipo. Los resultados se les comunicarán a los integrantes del club en un plazo máximo de 48 horas.