Titular con el Real Madrid en la final de la Champions frente al Atlético en Lisboa, Fábio Coentrao entró a partir de la 2014/2015 en una espiral de lesiones, cesiones y vaivenes de Mónaco a Lisboa con parada en Madrid que terminaron con su temprana retirada hace año y medio.

El 12 de mayo de 2019 disputó su último partido con el Rio Ave, club al que "ama desde que nació" y al que ha vuelto tras un tiempo con las botas en el perchero. El pasado 25 de octubre, el portugués jugó 45 minutos con la elástica de su primer equipo tras muchos meses alejado de los terrenos de juego.

En una entrevista en 'O Jogo', Coentrao ha repasado su carrera desde los momentos más tempranos: "Recuerdo bien cuando entré en Rio Ave, el club pasó por fases muy complicadas y muchos de nosotros, ayudamos de muchas piedras para que, hoy, pueda tener este éxito".

A su vez, ha rememorado su paso por el Real Madrid, club que dice no estar hecho para "todos": "Tuve que ir a otros clubes para mostrar mi trabajo, luego llegué al Real Madrid, el mejor club del mundo, que no es para todos. Estuve unos siete años con un contrato con el Real Madrid y con una renovación de por medio, con 15 o más títulos ganados. Todo esto habla por sí solo y es un orgullo para a quien le gusto".

Paralelamente, el lateral izquierdo también se ha referido a su compatriota Cristiano Ronaldo, al que procesa una gran admiración: "A menudo les digo a mis compañeros que me gustaría que tuvieran la oportunidad de poder trabajar con él para ver cómo es Cristiano y cómo trabaja. Es un monstruo, además de ser un gran amigo y una excelente persona. Nació con talento puro y le suma mucho trabajo, lo que lo convierte en el mejor del mundo".

Por último, Coentrao se refirió a por qué dilató su regreso al deporte rey durante 18 meses. "Acabé de recibir varias propuestas, como toda la gente sabe, y una de ellas era aquello que quería, pero infelizmente por varios motivos no quiero comentar lo que falló", señaló el luso, refiriéndose a su fichaje frustrado por el Paços Ferreira.