Pomares, jugador del Tenerife, jugó muy poco en el partido que enfrentaba a los suyos contra el Oviedo en el Carlos Tartiere. A los doce segundos, el árbitro le enseñó la roja directa por una entrada bestial sobre Juanjo Nieto.

Sucedió en la línea de banda cuando el futbolista local jugaba en la banda izquierda del ataque ovetense. Ahí, Pomares alzó la pierna e impactó con sus tacos en la zona del muslo y el glúteo del jugador rival.

El árbitro, Aís Reig, vio la acción muy de cerca y no dudó ni un segundo. Roja directa a los 12 segundos a pesar de ser la primera entrada del partido. Y es que a veces no importa cuántas lleves sino que lo que más importa es el impacto en sí.

Los jugadores tinerfeños fueron raudos a pedir explicaciones, pero el trencilla lo tenía claro: jugada peligrosa al levantar la pierna e impactar con sus tacos en el rival.

E impactó bien además, porque Juanjo Nieto mostró los efectos del entradón que sufrió en el partido. Tiene unas buenas marcas en su pierna...

 

El partido, que el Tenerife jugó con diez desde prácticamente que salió al campo, acabó por 4-2 en favor del Oviedo.