Más de un año después del inicio de las obras en el Santiago Bernabéu (en junio de 2019), la famosa cubierta comienza a tomar forma. En el último vídeo publicado por el Real Madrid se puede ver el cierre de las cerchas norte y sur, entre el Paseo de la Castellana y la Calle Padre Damián.

Esas cerchas servirán como soporte para la espectacular cubierta, la gran novedad de este moderno estadio. Una cubierta, justo sobre la zona del terreno de juego, que será retractil; mientras que la lateral se mantendrá fija.

El otro cambio visible desde es la demolición del edificio anexo al estadio, que albergaba las oficinas del club y algunos establecimientos comerciales. En su lugar se construirá un nuevo edificio, integrado en la estructura del estadio, que contará con "diez niveles funcionales y tres subterráneos".

 

Mientras las obras del estadio continúan su curso, con los plazos cumpliéndose a la perfección, el primer equipo continúa jugando sus partidos en el Alfredo Di Stéfano de Valbebebas. Así será, de momento, durante al menos esta temporada.