"No sabemos muy bien lo que ha pasado... pero sigue sin goles el partido". Es un buen resumen del Aston Villa - Sheffield United, el partido que reinauguró la Premier League. Y este resumen lo hizo precisamente el equipo local.

El Sheffield United anotó un gol que la tecnología de gol no dio por válida. Y eso que el guardameta Nyland había cogido la pelota claramente desde dentro de su portería.

"¿De verdad?", escribió el Sheffield United en sus redes sociales. Nadie daba crédito. El tanto debió subir al marcador y no lo hizo, para desesperación de los futbolistas y técnicos visitantes.

 

 

Comunicado de la empresa

La compañía responsable de la tecnología de gol en la Premier League ha realizado un comunicado tras el encuentro para pedir disculpas por lo sucedido. Asegura que el propio guardameta, Nyland, tapó las tomas de las siete cámaras y la 'goal line technology' "no pudo ver la jugada.

"Esto nunca había pasado en los más de 9.000 partidos que esta tecnología lleva funcionando", se defienden. "'Hawk-Eye (el ojo de halcón) se disculpa con la Premier League, el Sheffield United y todo el mundo afectado por este incidente", finaliza el comunicado.

Regreso de la Premier

Más de 100 días después, la Premier League se puso en marcha con este polémico duelo entre el Aston Villa y el Sheffield United, que finalizó en empate a cero.

Futbolistas, entrenadores y el cuarteto arbitral realizaron un gesto conjunto contra el racismo en los primeros segundos del mismo arrodillándose sobre el verde.