A causa de la suspensión de la Juventus-Inter de Milán debido al brote de coronavirus que se encuentra en ebullición en Italia, Cristiano Ronaldo decidió acudir a ver a su exequipo, el Real Madrid, enfrentarse contra el FC Barcelona en el estadio Santiago Bernabéu.

Como era de esperar, el crack portugués no pasó desapercibido y medios y aficionados se hicieron eco de su presencia en el feudo madridista. De hecho, un aficionado pudo llegar a propasarse en su intento por saludar a Cristiano, de manera que el delantero le dedicó un curioso gesto.

 

Mientras se estaba disputando el encuentro, el aficionado se encontraba permanentemente grabando a Cristiano. Al percatarse Ronaldo de que le estaban grabando mientras estaba en el palco, decidió dedicarle un pulgar arriba al hincha y le instó a que viera el partido, no a él.