Lionel Messi estaba destinado a marcar un gol ante Osasuna. Se hizo esperar, pero finalmente, el argentino anotó bajo la atenta mirada de Diego Maradona desde el cielo y con su elástica con el 10 del Barça luciendo en el Camp Nou. El homenaje que le rindió estuvo a la altura del gran tanto anotado ante los rojillos.

Messi se dirigió a la zona en la que estaba el 10 de Maradona y dedicó un beso apuntando al cielo. No quedó ahí, pues lo hizo con una camiseta muy, muy especial.

 

La camiseta de Newells Old Boys, su equipo. El equipo en el que bien podría retirarse cuando llegue el momento y en el que Diego Maradona también jugó un tiempo.

En la espalda, el dorsal número 10 que tanto uno como otro llevan o llevaron con orgullo y honor en sus equipos y en la selección de Argentina.

El Barcelona volvió a la senda del triunfo en LaLiga tras su última derrota ante el Atlético. Los culés pasaron por encima de un Osasuna que se llevó una goleada por 4-0.

Aparte de Messi, el gran protagonista del encuentro fue Antoine Griezmann. El francés anotó un auténtico golazo, el por entonces 2-0, con un voleón potentísimo ante el que nada pudo hacer el arquero rojillo.

Además, Braithwaite y Coutinho 'mojaron', pero en el Barça preocupa la lesión de Clement Lenglet.

La emotiva despedida de Leo Messi a Maradona: "El Diego es eterno"

Maradona y Messi, los dos genios que calcaron sus goles con 20 años de diferencia

Maradona, el eterno 10 de Argentina que dirigió a su heredero Messi en el Mundial 2010