En tiempos de confinamiento por coronavirus en España muchos ancianos se encuentran solos en su domicilio sin poder tener contacto con nadie. Pues bien, el Celta de Vigo ha protagonizado un gesto muy emocionante con un aficionado.

Se trata del socio número 19 del club, que tiene 81 años y está pasando el confinamiento solo. Así lo ha contado su hijo, Santiago Montenegro, en redes sociales.

El club se ha puesto en contacto con él para interesarse por su estado. Después, el capitán de la primera plantilla, Hugo Mallo, charló por teléfono con él durante varios minutos.

"Gracias, Celta. Gracias, Hugo Mallo", finaliza Santiago en su mensaje.

 

Esta iniciativa ya fue puesta en marcha por parte del Bolonia, club de la Serie A italiana. Sus futbolistas se ponían en contacto a través del teléfono con sus socios más veteranos para interesarse por ellos y pasar unos minutos de charla.