La Premier League se ha quedado helada, al igual que el resto del mundo del fútbol, tras la escalofriante lesión de André Gomes. El portugués, ex del Barcelona y ahora en el Everton, sufrió una durísima entrada en el partido que el Tottenham disputó en Goodison Park y dejó a todos los allí presentes con las manos en la cabeza.

Corría el minuto 77 de partido, con los 'spurs' ganado a los locales por 0-1, cuando el portugués cogió el balón en la banda izquierda del ataque 'toffee'. Son fue a por él, le entró por detrás para que finalemnte Gomes chocase con Aurier. El resultado hiela la sangre: la pierna de André, completamente rota.

André Gomes, lesionado de gravedad | Getty Images

Rápidamente sus compañeros fueron a interesarse por él, al igual que el resto de jugadores del Tottenham que estaban en el verde. Sus caras lo decían todo, y la imagen de André Gomes sujetando con sus manos su tobillo derecho habla por sí sola.

Son, inmediatamente, pidió disculpas incluso antes de ver cómo estaba André Gomes. El surcoreano acabó expulsado, VAR mediante, y terminó llorando desconsolado ante la gravedad de lo sucedido.

André Gomes, lesionado | Getty Images

Finalmente, el partido terminó con empate a uno y los locales rescataron un punto, algo que a buen seguro habrían cambiado por el hecho de que André Gomes no hubiese sufrido la lesión que ha sufrido. Posiblemente se pierda lo que queda de temporada, y a saber si, tras esta lesión, puede volver a recuperar su mejor fútbol.

André Gomes había recuperado en el Everton esa gran versión que le llevó de Valencia a Barcelona. Con los de Goodison Park, el portugués estaba destacando en un equipo que está teniendo una temporada complicada. Están a tres puntos del descenso a la Championship.