A falta de algo más de una semana de que empiece la Premier League, el Leicester City ya tiene una baja importante y tiene pinta de que va a ser de larga duración.

Wesley Fofana tuvo que retirarse en el partido amistoso que jugaba su equipo frente al Villarreal cuando recibió una entrada desproporcionada, con tan mala suerte de quedarse la pierna enganchada entre las del ejecutor de la infracción, Fer Niño, y acabar con una clara rotura.

 

El joven español reaccionó así después de haber recibido una dura entrada anteriormente del mismo Fofana. Un ajuste de cuentas que fue desproporcionado, teniendo en cuenta que no había nada en juego, y que acabó en un desafortunado desenlace.

La imagen recuerda a las últimas entradas de Pepe y Roberto Soldado; casualmente una de esas entradas criminales la recibió un compañero de Niño en otro encuentro de pretemporada.

El jugador francés del Leicester estuvo tendido en el césped con asistencia de oxígeno, fue retirado del King Power Stadium y, según se ha confirmado, tiene una fractura de peroné que le mantendrá alejado como mínimo tres meses.

Ya desde el hospital, Fofana publicó una foto en su cuenta de Instagram tranquilizando a sus seguidores: "Hola chicos, muchas gracias por todos sus mensajes. Hoy es un mal día pero estoy en un club tremendo con un equipo médico maravilloso".

Por otra parte, Fer Niño recibió pitos de la afición inglesa por la acción. Luego marcó el primero de los dos goles del 'Submarino', que no sirvieron para ganar el partido (3-2) y que supone una nueva derrota para el conjunto de Unai Emery antes de enfrentarse al Chelsea en el que será el primer título en juego de la temporada: la Supercopa de Europa.