Didier Drogba ha sido uno de los mejores delanteros en la historia del Chelsea y con un gran carácter dentro del vestuario. Así lo ha desvelado el que fuera su compañero en el conjunto 'blue', Steve Sidwell, quien ha desvelado una anécdota de un entrenamiento en el que José Mourinho evitó que el costamarfileño y el central israelí Tal Bel Haim llegasen a las manos. De esta forma lo recuerda el centrocampista que militó una temporada en el equipo londinense, en la 2007/2008.

"En ese vestuario había muchos líderes: Terry, Lampard, Essien, Drogba, Ballack... En los entrenamientos, la gente se machacaba entre sí. Recuerdo a Essien partiendo a Shevchenko en dos. Un día, Tal Ben Haim entró fuerte a Drogba y Drogba se levantó diciendo "voy a matarle". Mourinho, rápido, le soltó: "Le necesito el sábado, le puedes matar la semana que viene si quieres". A Mourinho le encantaba que sucediera eso, creo que lo buscaba incluso", revela el exfutbolista inglés a 'BT Sport'.

Aquel episodio ocurrió durante la primera etapa del técnico portugués al frente del equipo de Stamford Briedge, que llegó procedente del Oporto. 'The Special One' ganó dos Premier League, una FA Cup, dos EFL Cup y una Community Shield entre 2004 y 2007.