Maradona falleció la madrugada del martes al miércoles, una semanas después de la operación por un hematoma subdural en el cerebro y, a medida que pasan las horas, se van conociendo más detalles sobre su muerte.

El último que vio con vida al argentino fue su sobrino, quien le hacía compañía en su casa de Tigre mientras se recuperaba de la operación. "Me siento mal", fue lo último que le dijo Maradona antes de retirarse a la cama.

Una asistenta fue quién le encontró, ya que fue a levantarlo porque habían llegado su psicólogo y psiquiatra. Sin embargo, lo encontró sin pulso y trataron de reanimarlo con la ayuda de un vecino que es médico, pero no lo consiguieron.

"Comunicado oficial de fiscales de San Isidro sobre la muerte de Diego Maradona. La última persona que lo vio con vida fue su sobrino anoche a las 23. A las 11.30 de hoy entraron a su habitación su psicólogo y la psiquiatra. Diego no respondía. Primero pensaron que estaba dormido. Luego intentaron tareas de reanimación con la ayuda de un médico vecino" compartía Mauro Szeta.

 

Los miles de aficionados se apresuran a despedirse de su ídolo. Llevan agolpados desde la noche frente a la Casa Rosada para poder decirle un último adiós.