Las explosivas declaraciones de Cristiano Ronaldo cargando contra algunos dirigentes del Manchester United y contra su entrenador, Erik ten Hag, parecen haber tenido su repercusión directa en el vestuario de los 'red devils'.

A su llegada a la concentración de la selección portuguesa, Bruno Fernandez, una de las figuras de los 'red devils' y del combinado luso, protagonizó una tensa escena con Cristiano.

Tras entrar al vestuario, el centrocampista le da un golpe en la espalda a modo de saludo, a lo que el punta responde tendiendo su mano.

Es en ese momento cuando Bruno se gira, le agita tímidamente la mano y parece decirle algo que deja completamente descolocado a Ronaldo.

¿Desplante?, ¿pasotismo?, ¿simple malentendido? Por el momento, ninguno de los protagonistas ha reaccionado al respecto.

Portugal ya enfila la recta final de la preparación del Mundial de Qatar 2022. El combinado luso quedó encuadrado en el Grupo H junto a Ghana, Uruguay y Corea del Sur.