Lamentables imágenes llegan desde Argentina. Sebastián Villa, futbolista de Boca Juniors de tan solo 23 años, ha sido denunciado por su expareja, Daniela Cortés, por supuestos malos tratos que ha sufrido durante dos años.

"Lamentablemente, me toca hacer esto hoy, porque ya no aguanto más!! Fueron 2 años viviendo juntos de muchos sufrimientos en los cuales perdoné y perdoné golpes esperando un cambio de parte de él y nunca pasó!", explicó la mujer, que mostró las heridas que había sufrido a manos de su exnovio.

"Hay amenazas y todo diciendo que me va a dañar la vida y la de mi familia llamando a personas malas que trabajan en mi ciudad, haciendo que sólo entre en desesperación al ver a mi familia en peligro. Hago esto por miedo porque este hombre quien lo ve en redes o prensa como si fuera un hombre sabio y habla con madurez, pero la realidad es otra", aseguró Daniela.

Además, añadió que no se trataba solo de maltrato físico: "Un maltratador tanto físico como psicólogico, ¡y mucha gente está de testigo! No entiendo una persona "profesional" como es capaz de hacer tanto daño y que porque tiene malas amistades solo se dedica amenazar y humillar. Siento un dolor muy grande al tener que estar en un país que no conozco y donde estoy sola sin mi familia y no poder viajar y salir corriendo con miedo que pase algo con mi vida y la de mi familia. Este es el verdadero Sebastián Villa, el que maltrata mujeres, porque no he sido la única".

"Yo solo le pedí a él y a sus empresarios ayuda para poder viajar a mi país y estar con mi familia y mi hija, que es lo único que necesito en estos momentos, ya no aguanto más, me siento frustrada ante esta situación. No tengo otra opción por el bienestar de toda mi familia porque él es capaz de hacer cualquier cosa, no saben la clase de hombre que es..", zanjó Daniela Cortés, visiblemente afectada.

 

Por parte de Boca Juniors, Matías Daglio, Vocal de la Comisión Directiva del club, se pronunció en Twitter de manera breve pero concisa, dejando claro que el equipo no encubrirá a su jugador: "Tolerancia cero".