Dani Cárdenas, portero del Levante, es uno de los grandes responsables de que el Atlético se fuera de vacío contra los granotas en sus dos partidos de LaLiga. En el Ciutat de Valencia, los rojiblancos tan solo pudieron empatar, mientras que en el Metropolitano cayeron por 0-2 gracias al buen hacer del meta catalán de los valencianos.

Porque lo paró absolutamente todo y, tras el duelo, reconoció en la Cope que el triunfo fue "la bomba".

"Cuando empatamos dijimos que habíamos rascado un punto ante el líder... pero este partido ha sido la bomba. No ha sido un acoso. Hubo suerte pero también el trabajo de todo el equipo", cuenta.

Además, y a la pregunta del millón, Cárdenas tiró por el Real Madrid por su familia en la pelea por LaLiga.

"Espero y deseo, por mi infancia, que el Real Madrid gane LaLiga. La familia tira para blanco, son catalanes, pero blancos".

Cárdenas, de 23 años y nacido en Terrasa, se crio en las canteras de Barcelona y Espanyol.

"Estuvo en el Barça de pequeño, pero cuando di el salto de cadete a juvenil pude elegir y me fui al Espanyol. Al final acabé en el Levante", concluye.

El Atlético ha dilapidado su gran ventaja con respeto a sus seguidores en sus dos partidos ante el Levante, en los que solo sacó un punto de seis posibles, y contra un Celta que les empató en el último minuto.

Te puede interesar

'San' Courtois aparece en Pucela y pone al Real Madrid a 3 puntos del Atlético

Dos tiros a puerta y dos goles: al Atlético se le rompe el muro en el peor momento