Las críticas al juego del Fútbol Club Barcelona no han dejado de darse desde el pitido final de Michael Oliver confirmando el 0-3 frente al Bayern de Múnich, que vuelve a dejar en evidencia la diferencia insalvable entre ambos clubes.

Lo verdaderamente sorprendente es que esas críticas también llegaran desde la televisión oficial del club, Barça TV, tanto en la retransmisión del partido como en las posteriores tertulias, haciendo evidente su enfado por el planteamiento y la falta de identidad que sentían al verse solo defendiendo en muchas fases del partido.

"La obligación de un entrenador que venga a entrenar al Barça tiene que ser la de defender y jugar de acuerdo a este modelo", apunta uno de los integrantes de la cadena mientras se disputaba el partido haciendo referencia al juego de toque que ha caracterizado al equipo desde la llegada de Johan Cruyff y la continuidad que le dio Pep Guardiola.

"No puedes firmar contratos en los que se dé libertad absoluta al entrenador para decidir la filosofía, el modelo y el estilo de juego", continúa. "El modelo es del club, no del entrenador".

 

Ya en el post partido, la rajada fue en aumento por parte de Salva García, exjugador y tertuliano, y Lluís Lainz, periodista que cubre al club azulgrana, quienes no entendieron la decisión de Koeman de sacar cinco defensas.

"No es sistema para que juegue el Barça. Todas nuestras cualidades las destruimos con esta forma de jugar", comenta García. "El Barça no había jugado nunca, ni lo hace habitualmente, con una defensa de 5, que en momentos del partido se ha convertido en linea de 6", expresa Lainz.

Ambos comentaristas saben que de esta forma hay pocos futbolistas que puedan aportar algo diferente, como apunta el primero de ellos: "Es que los jugadores que tienen calidad no entran en contacto con la pelota". A lo que el otro le contesta: "Es que no pueden entrar en contacto con la pelota cuando juegan a 80 metros del área contraria".