A falta de 49 días para que Sergio Ramos pueda negociar libre y legalmente con cualquier club, la preocupación por su renovación no hace más que crecer entre la afición madridista.

En 'El Chiringuito', se debatió sobre esta situación, mostrándose Cristóbal Soria muy pesimista con el futuro del capitán madridista: "La situación de Ramos en el Madrid es complicada. Ahora mismo, no soy nada optimista. Sé perfectamente la obsesión que tiene Sergio por quedarse en el Madrid, pero lo veo un 80% fuera del club".

A su vez, el colaborador desveló cómo se desarrolló la primera toma de contacto entre club y jugador, donde se habló "de años y no de dinero": "En agosto se sentaron Florentino Pérez y Sergio Ramos cara a cara. Le explicó que, por política de club, cuando los jugadores tienen una edad se les renueva año a año. Sergio le transmitió que es su último contrato potente de su vida profesional y cree que, con todo lo que le ha dado al Madrid, se merece otro tipo de trato".

 

Paralelamente, Juanfe Sanz tampoco se mostró muy optimista con la renovación del camero: "Cada día que pasa, Sergio Ramos está más lejos del Real Madrid. Si fuera madridista, pensaría que hay muchas posibilidades de que Ramos se vaya".

Otro que tampoco ve con mucha claridad la continuidad de Ramos en la 'Casa Blanca' es Paco García Caridad, que contó en el programa en qué radica el 'mosqueo' del jugador: "Sergio está molesto con las renovaciones previas de otros jugadores. No le apetece nada que se hable sobre su futuro en la prensa".