A sus 36 años, Cristiano Ronaldo redebutó con el Manchester United como mejor sabe: marcando. El portugués anotó un doblete en la victoria del cuadro 'red' por 4-1 sobre el Newcastle.

Pasan los años y 'CR7', como si de un veinteañero se tratara, continúa viendo puerta con suma facilidad. ¿El secreto? Amén del talento y olfato goleador, está la estricta dieta y rutina de entrenamientos que sigue el luso en su día a día.

Sobre ella ha hablado, impresionado, Lee Grant, portero suplente del Manchester United. El guardameta ha revelado que quedó sorprendido al ver la cena prepartido (quinoa y huevo duro) de Cristiano, y que ese 'menú' hizo que el resto de la plantilla se cohibiese a la hora de ir a por los postres.

"Esto sucedió el viernes por la noche, en la concentración de grupo en el hotel. Como saben, acabamos de cenar y normalmente tenemos algunos postres y cosas 'menos buenas'. Tenemos tarta de manzana, brownies de crema y esas cosas", explica Grant en 'talkSPORT'.

"Puedo garantizar que no hubo un solo jugador que tocó la tarta de manzana, y nadie se levantó a buscar el brownie. Todos se quedaron allí sentados, y uno de los muchachos incluso me preguntó: '¿Qué tiene Cristiano?, ¿solo un plato?'. Estábamos mirando lo que tenía y, por supuesto, era el plato más limpio y saludable que se pueda imaginar", añade.

Además, el portero ha desvelado destalles de las novatadas del portugués: "Todo el mundo sabe cómo funciona: tienes una cuchara, te subes a la silla y cantas. Lo hizo Varane, lo hizo Jadon (Sancho) también, y luego Cristiano. Todos nos preguntábamos si lo iba a hacer, pero él se involucró y fue brillante. Por supuesto que no revelaré todo lo que dijo, pero fue interesante que dijo que estaba nervioso, tal como lo hizo después del partido"

"Estaba increíblemente emocionado de volver y jugar para el club, y eso es extraordinario para todos los fanáticos del club. Es una superestrella que está completamente fascinado por regresar", zanja Lee Grant.