La Leagues Cup que se disputaba en Las Vegas tuvo unos invitados especiales. Varias personas captaron con sus cámaras la imagen de unos objetos brillantes en el cielo.

 

Estas imágenes hicieron que muchos sospechasen de que se trataba de ovnis. Lo cierto es que la realidad era bien distinta. En realidad se trataba de paracaidistas.

 

Iban dirigidos al estadio Sam Boyd, donde el Cruz Azul y el Tigres lucharon por hacerse con la victoria en esta nueva competición, en la que acabó imponiéndose el Cruz Azul.

La confusión duró horas hasta que el equipo de paracaidistas del ejército de Estados Unidos explicó el malentendido.