Inédito lo ocurrido en la mañana de este miércoles en la rueda de prensa de Ronald Koeman antes del partido que enfrentará al FC Barcelona contra el Cádiz este jueves.

El técnico neerlandés, en lugar de responder a las preguntas de los periodistas, ha comparecido con gafas para leer un comunicado tras las múltiples críticas vertidas sobre el equipo y sobre su persona tras la debacle frente al Bayern y el empate ante el Granada en el Camp Nou.

"El club está conmigo como entrenador, en una situación de reconstrucción. Tenemos que reconstruir el equipo sin grandes inversiones financieras", ha señalado Koeman.

Seguidamente, ha pedido "paciencia" para la plantilla culé más joven en los últimos años: "Los jóvenes de hoy tendrán oportunidades como en su día las tuvieron Xavi e Iniesta. Pido paciencia".

 

Sobre los objetivos de la temporada, el exfutbolista se ha mostrado realista: "Hacer un buen papel en LaLiga será un éxito. En la Champions League no se pueden esperar milagros. La derrota frente al Bayern de Múnich se tiene que enfocar desde otra perspectiva".

"El proceso en el que se encuentra nuestra plantilla tiene que ser respaldado. Sé que la prensa reconoce este proceso. Como plantilla, estamos muy contentos con el apoyo de los aficionados que tuvimos frente al Granada", ha zanjado Koeman, que tras leer un comunicado en menos de tres minutos, ha abandonado la rueda de prensa.