La política de fichajes del Real Madrid en las últimas ventanas de traspasos ha estado marcada por el interés del club blanco en hacerse con los servicios de jóvenes futbolistas con gran proyección a un precio más o menos 'asequible' dada la actual situación del mercado.

Sin embargo, dichos jugadores aún están por formarse y deben buscar minutos lejos del Bernabéu dado el 'overbooking' existente dentro de la plantilla. El club, consciente de ello, ha establecido una red de cedidos en base a casos 'ad hoc' de los jugadores, teniendo en cuenta el destino, el estilo de juego y la oportunidades de jugar de las que puedan disponer.

Algunos, como Brahim, Ceballos o Vallejo, están jugando asiduamente con sus respectivos equipo, mostrando un buen nivel y contentando a la zona noble del Bernabéu, que ve como sus mirlos están creciendo a pasos agigantados.

Brahim (21 años)

El caso de Brahim es el más destacado. Relegado al banquillo con Zinedine Zidane dada la cantidad de jugadores de los que dispone el técnico galo en el centro del campo, el mediapunta ambidiestro decicidió probar suerte un año en el Milan. Su llegada a la Serie A no podría haberse desarrollado mejor, dejando destellos, goles y asistencias con la 'rossonera' y la de la 'Rojta' enfundada.

Takefusa Kubo (19 años)

Tras una temporada de menos a más en el RCDE Mallorca, Kubo hizo las maletas con destino a Vila-real para ponerse a las órdenes de Unai Emery. Sin embargo, el técnico vasco no ha contado en exceso con el japonés en este aranque de temporada. En su último partido frente al Valencia, partiendo desde el banquillo, Take fue expulsado por doble amarilla. Desde el seno de la 'Casa Blanca' quieren pulir a base de minutos a su diamante en bruto, y es una incógnita si desde La Cerámica se los pueden asegurar. Tiempo al tiempo.

Jesús Vallejo (23 años)

El central maño ha decidido continuar una temporada más de la mano de Diego Martínez en un Granada histórico. Junto a Domingos Duarte y Germán Sánchez, el exfutbolista y excapitán del Real Zaragoza se está curtiendo en experiencia, su principal hándicap para jugar en el Madrid. Con el fichaje del atlético Nahuén Pérez, está por ver si Vallejo seguirá siendo un rostro conocido en los onces de Diego. Hasta el momento, buen rendimiento de nazarí, pero lejos de lo que se le exige a un futbolista del Real.

Dani Ceballos (24 años)

El utrerano, al igual que Vallejo, se encuentra inmerso en su segunda temporada lejos del Bernabéu a las órdenes de Mikel Arteta en el Arsenal. El que fuera segundo de Guardiola en el City ha dotado al ex del Betis de la confianza que necesitaba para comenzar a brillar, y sus actuaciones así lo demuestran. En junio, Zidane deberá decidir qué hacer con el centrocampista, si darle galones en el equipo, o buscar otra salida, bien sea en forma de cesión, o como un traspaso.

Reinier (18 años)

Fichado en la última ventana invernal de fichajes, el mediapunta brasileño apenas pudo rodarse en el Real Madrid Castilla dada la crisis del coronavirus. Ahora, ha emprendido una nueva aventura en Alemania en forma de cesión de dos años en el Borussia Dormtund. Desde el club blanco esperan que coja tono físico y se forme como futbolista en una de las ligas más exigentes físicamente hablando.

Gareth Bale (31 años)

El caso del extremo galés, que ha debutado este fin de semana con el Tottenham de José Mourinho, es bien distinto. El Real quería buscarle salida, y la única forma en la que lo han logrado ha sido en forma de cesión y asumiendo parte de su costosa ficha. Sin embargo, todo hace pensar que Bale no se volverá a enfundar la zamarra blanca y, una vez que finalice su cesión en junio de 2021, los 'spurs' afrontarán su pase definitivio.

Ventas, con opción de recompra

Además del caso de los cedidos, y provocado por las nefastas consecuencias eocnómicas del coronavirus, el Real Madrid ha buscado ingresos a través de las ventas de algunas de sus jóvenes promesas, eso sí, guardándose una opción de recompra o un derecho de tanteo.

Uno que tiene muchas posibilidades de volver viendo su gran nivel, amén del bajón físico de Marcelo, es Sergio Reguilón. El lateral izquierdo está brillando en sus primas semanas como jugador del Tottenham. Tras ingresar 30 millones de euros por su venta, desde el conjunto blanco pueden afrontar su recompra por un precio que rondará entre los 35 y los 40 'kilos'.

Por su parte, Óscar Rodríguez, mejor jugador de un Leganés descendido la pasada campaña, puso rumbo a Sevilla de la mano de Lopetegui en un traspaso que ascendió a los 15 millones por el 75% de los derechos del mediapunta, reservándose el Madrid un 25% de una futura venta y un derecho de tanteo.

Por último, y siendo el caso más polémico de los últimos días, está Borja Mayoral. El delantero de Parla se fue en los últimos compases de mercado a la AS Roma, que tendrá una opción de compra sobre el ariete por 15 millones de euros en junio de 2021, y por 20 'kilos' en el siguiente estío. Sin embago, y tal y como él mismo afirmó, ahora se siente más de la Roma que del Madrid ya que tienen opción de hacerse con sus servicios. Palabras muy arriesgadas para no llevar un mes en la ciudad a la que llevan todos los caminos.