A pesar de llevar el pelo corto, casi rapado al cero, a Kylian Mbappé no le gusta que le despeinen. Este curioso gesto ha provocado la reacción de las redes, que han comentado en miles de tuits el inesperado movimiento del delantero del Paris Saint-Germain.

Su compañero en la selección francesa Olivier Giroud le hizo un gesto de cariño tocándole la cabeza y a Mbappé no le hizo mucha gracia. Se quedó con cara de pocos amigos y reaccionó al instante buscando algo en su taquilla.

El objeto que buscaba era concretamente un peine. El delantero se colocó el peinado tras el toque de un Giroud que parece tampoco conocer la hasta ahora desconocida manía del futbolista, pretendido por el Real Madrid el próximo verano.

 

Tal y como desveló Josep Pedrerol en 'El Chiringuito', el club blanco intentará su fichaje en el próximo verano, cuando al joven galo sólo le reste un año de contrato. Una operación muy compleja teniendo en cuenta lo difícil que es negociar con el equipo parisino.

Mbappé, que habría decidido no renovar con su equipo, finaliza contrato en junio de 2022. Por ello el PSG sólo podría sacar una importante cuantía económica el próximo verano, precisamente cuando el Real Madrid comenzará su ofensiva.