Real Madrid y Barcelona se ven las caras en la jornada 26 de LaLiga. El partido está marcado en rojo para ambos equipos, y es que en él hay en juego algo más que tres puntos. El título bien puede decidirse, o medio decidirse, por lo que pase en el Santiago Bernabéu.

Por lo que pase en un partido en el se miden los dos primeros de LaLiga y los dos máximos favoritos, salvo descalabro monumental de ambos, para alzarse con el trofeo de la regularidad. Lo cierto es que el Real Madrid llega algo peor que su rival, pero en un Clásico todo lo que haya pasado anteriormente no cuenta.

El Real Madrid, tres partidos consecutivos sin ganar

Y si cuenta, y se llega con una derrota, bien puede ser mayor motivación la de ganar a tu adversario por el título. Los de Zidane vienen de perder ante el Manchester City en casa en Champions por 1-2 y de tener muy complicado pasar a cuartos. En LaLiga, también perdieron ante el Levante. Además, 2-2 contra el Celta.

Tres partidos sin ganar. Tres partidos en los que tan solo anotaron dos goles. La sequía goleadora está haciendo mella al equipo blanco, con un Benzema que no marca desde el 1 de febrero y que en 2020 tan solo ha anotado dos dianas. A pesar de los problemas de cara a puerta, Luka Jovic se queda fuera de la convocatoria.

Y también James Rodríguez, que es como si no estuviera en el Real Madrid esta temporada de lo poco que se le oye. Además, la baja de Eden Hazard por lesión lastra más al equipo blanco, que tampoco puede contar con Rodrygo por sanción. Gareth Bale podría tener una nueva oportunidad para resarcirse... o para seguir hundiéndose.

¿Táctica City en el Barça?

Enfrente, un Barça que juega sin un '9' puro por la lesión de Luis Suárez y porque no tenían otro en la plantilla. Sin embargo, la mayor garantía es Lionel Messi. El argentino viene de destrozar al Eibar con un poker de goles que asustar asustan. Junto a él estarán Antoine Griezmann y, muy posiblemente, Martin Braithwaite.

Quique Setién prestó mucha atención a la victoria del Manchester City en el Bernabéu. Guardiola localizó al 'rival más débil' de la defensa madridista y explotó al máximo la banda derecha de un Carvajal en horas bajas. Ya ha avisado, y además ha recuperado a Jordi Alba, aunque a saber si será titular o si jugará Junior. De ser otro adversario descansaría, pero el Real Madrid es el Real Madrid.

Horario y dónde ver el Clásico

Así pues se avecina Clásico. Un Clásico que se podrá seguir a partir de las 21:00 en Movistar Partidazo. Además, a las 20:30 comenzará en Youtube 'Chiringuito Inside', y a las 23:00 se estrena en MEGA 'El Salón de El Chiringuito'. Para terminar, todos los detalles del Real Madrid - Barcelona en 'El Chiringuito', en MEGA a partir de las 00:00.