Eclosión de éxtasis y júbilo a la llegada de Dani Alves al aeropuerto de Congonhas, en São Paulo, por parte de cientos de aficionados brasileños que mostraron todo su cariño hacia el nuevo ídolo de la hinchada paulista.

 

Tras disfrutar de sus vacaciones en la ciudad de Fortaleza, después de alzarse con la Copa América y el título al mejor jugador del torneo, el nuevo número '10' del São Paulo tuvo que ser escoltado hasta la salida del aeropuerto por los miembros de seguridad de la terminal ante la marea humana que se congregó para recibirle, que no dudó en emplear hasta fuegos artificiales para agasajar al lateral brasileño.

 

Dani Alves será el jugador con mayor salario en la actual Liga brasileña y compartirá vestuario, e incluso carril derecho, con su excompañero de Liga y rival, Juanfran Torres, que también ha firmado por el club paulista como agente libre tras finalizar su contrato con el Atlético de Madrid.

El ex de Barcelona, Juventus o París Saint-Germain, a sus 36 años y siendo el futbolista con mayor número de títulos en el mundo, será presentado ante la hinchada del São Paulo en el estadio Morumbí, feudo del club tricolor. Se espera que su puesta en escena albergue a más de 45.000 personas, superando el récord que estableció su compatriota Luis Fabiano en 2011.