Con el coronavirus impidiendo a la afición entrar a los estadios de la Premier league desde hace siete meses, las operadoras de televisión que retransmiten allí los partidos han levantado una buena polémica por el precio establecido para ver los encuentros por la pantalla.

Y es que la afición inglesa se ha cabreado, y mucho, por lo que van a tener que pagar tras el acuerdo para la retransmisión de la Premier League. Indignados están, por el dinero y por cómo será ahora la nueva forma de ver, y de pagar, por ver fútbol.

Con dos operadores retransmitiendo fútbol por PPV, ahora aparte de pagar la suscripción estándar a dichas plataformas se deberá abonar también más de 16 euros. Y es que la mitad de la jornada solo se podrá ver si se paga esa cantidad.

Todos los equipos han dado su visto bueno salvo uno. Con un resultado en la votación de 19-1, solo el Leicester ha dicho 'no' a esta nueva manera de ofrecer el fútbol a los aficionados.

Gary Neville, uno de los comentaristas de una de las cadenas que da el fútbol, ha criticado este acuerdo y ha salido en defensa de la afición.

"Es un acuerdo malo para la Premier el cobrar 16,5 euros por estos partidos individuales que se han emitido gratis durante seis meses", dijo en Twitter.

 

Tras este acuerdo, la Asociación de Aficionados al Fútbol de las islas ha emitido un comunicado para pedir a ambas plataformas que reviertan la situación, al menos hasta que la gente pueda acudir a los estadios con algo de normalidad.