Eusebio Sacristán sigue recuperándose de la operación en el cerebro, tras un coágulo sufrido por un traumatismo craneoencefálico debido a una caída fortuita. El exjugador de Valladolid, Barcelona y Atlético, entre otros, se encuentra estable en el Hospital Clínico de la ciudad vallisoletana.

Lo que nos llega tras el nuevo comunicado de su Fundación son, sin duda, buenas noticias, ya que sigue la evolución deseada por los médicos.

"La situación clínica de Eusebio Sacristán es estable y se mantiene en coma inducido. Las pruebas realizadas confirman que todo sigue dentro de la evolución deseada, sin complicaciones", afirman.

Además, aprovechan para agradecer "tantas y tantas muestras de cariño hacia Eusebio".

 

Sacristán fue jugador del Barça durante los años 1988 a 1995, estando antes en Atlético y, sobre todo Valladolid.

Como entrenador, dirigió a Celta de Vigo, Real Sociedad y Girona, su última experiencia en los banquillos.

Lleva sin entrenar desde 2019, tras no lograr salvar al Girona del descenso a Segunda división.