Los radicales han vuelto a manchar el fútbol. Esta vez, han sido los ultras de FC Barcelona y de Valencia CF.

Hinchas radicales de ambos equipos han protagonizado una batalla campal en los aledaños de Mestalla horas antes del partido de LaLiga.

Los ultras, armados con palos, han destrozado el mobiliario urbano durante la pelea, como se puede apreciar en los vídeos compartidos por Álex Silvestre.

 

 

Un integrante de los Boixos Nois ha sido detenido y sesenta más han sido identificados tras la pelea. El detenido lo ha sido por reclamación judicial, según señalaron a EFE fuentes policiales, que explicaron que el grupo de seguidores ultras del club catalán se aproximó a la Plaza de la Afición, situada frente a la tribuna del campo de Mestalla, donde estaban los seguidores radicales del Valencia.

Fue entonces cuando empezaron los enfrentamientos hasta que los efectivos policiales que ya estaban cerca del estadio de cara al partido vespertino intervinieron.

A continuación procedieron a la detención y las identificaciones de los que habían participado en los intercambios de golpes y el lanzamiento de bengalas, botellas y otros objetos entre los grupos enfrentados.