El entrenador del Palmeiras, Luis Filipe Scolari, fue preguntado en sala de prensa por los posibles refuerzos de su equipo en el mercado de fichajes, dejando una "broma" que no ha hecho gracia a muchos.

"Mattos (director de fútbol del Palmeiras), Cicero (gerente de fútbol del Palmeiras) y el presidente saben los refuerzos que queremos traer. Trabajarán con los nombres que les doy, pero no lo diré ahora. Entre otras cosas, porque mañana se puede estrellar el avión y morir todos. Si algunos mueren, incluso tiraré fuegos artificiales", aseguró Scolari.

Visto el revuelo que había generado su comentario, quiso incidir en que había sido una broma: "Ustedes no son jugadores, ustedes no entendieron la broma. Esperaré la semana a lo que suceda. ¿Luiz Adriano? Sí, es posible. Nos daría opciones".

Muchos han recordado al entrenador el trágico accidente del Chapecoense en el que 71 personas perdieron la vida en 2016. Es más, hace apenas una semana, el avión en el que viajaba su equipo a Mendoza tuvo dos aterrizajes abortados y acabaron en Rosario.