Christian Eriksen puso en vilo a todo el mundo del fútbol tras su desvanecimiento en el partido de la Eurocopa que enfrentaba a Dinamarca y Finlandia. El danés sufrió un colapso cardiaco y cayó desplomado al suelo. Los médicos tuvieron que realizarle masajes cardiacos y utilizar el desfibrilador para poder salvar su vida. Tras el tremendo susto, Eriksen está consciente y se recupera en el hospital.

Martin Braithwaite, jugador del Barça y compañero de Eriksen en la selección, ha comparecido ante los medios después de vivir una situación dramática en el Telia Parken de Copenhague.

"Estuvimos a punto de perder a un amigo y a un compañero de equipo. No es algo en lo que pienses cuando saltas a un campo, jugar al fútbol es una alegría", afirma el delantero danés, que fue uno de los que tapó a Eriksen para evitar que las cámaras lo grabasen. Tras el estado de salud favorable del mediocampista, ahora Braitwaite piensa en jugar y dedicarle el partido a su compañero.

"Es una situación muy especial. Que Christian se sienta mejor significa mucho para todos nosotros. Hemos sentido el apoyo extremo de Dinamarca y de todo el mundo. Tenemos que concentrarnos para jugar el jueves. Dinamarca está unida y nos ayudará. Probablemente tendremos que juntarnos para jugar para Christian. Jugamos para él", sostiene Braithwaite, que tuvo que junto con sus compañeros eligió disputar el partido tras saber que Eriksen estaba consciente.

"Hubo muchos jugadores que no podían jugar este partido, pero tomamos la decisión menos mala. No era un deseo, teníamos dos opciones y teníamos que elegir una. La UEFA dijo que podíamos jugar inmediatamente o a las 12 del día siguiente", dice el futbolista azulgrana, quien escribió en Twitter un mensaje de apoyo para el jugador del Inter de Milán.

"Anoche fue uno de los momentos más espantosos de mi vida. Mis pensamientos están con Christian, su esposa, sus hijos y su familia. Estoy agradecido de que esté estable y vivo. Ahora mismo, eso es todo lo que importa. Espero verte pronto, amigo", escribió Braithwaite.