El fútbol da lugar a momentos preciosos entre los aficionados y sus ídolos. Uno de esos instantes se produjo en la visita del Betis al campo del Portugalete en su partido de Copa del Rey, que acabó 0-3 para el conjunto andaluz.

 

Joaquín conoció a Manoli Susín, aficionada al Betis que vive en el País Vasco desde hace 50 años. El capitán y mito verdiblanco se acercó a la aficionada, que no esperaba la sorpresa que se llevaría.

"¿Vas a ir al partido? ¿O no tienes entradas?", le preguntó Joaquín a Manoli. Ante su sorpresa, sus familiares sacaron entradas para ir a ver el encuentro contra el Portugalete.

"Intentaré guardarte una camiseta, marque o no", le aseguró Joaquín. "Mejor si marcas", le pidió Manoli al jugador. Una emoción que solo puede estar al alcance del fútbol.