Jair Bolsonaro no dudó en mostrar su indignación ante los medios de comunicación que se agolparon a las puertas del estadio Vila Belmiro.

El presidente de Brasil acudió a ver el encuentro que disputaron Santos y Gremio, pero no le dejaron acceder al feudo ya que no cuenta con el pasaporte COVID que se requiere.

"¿Por qué un pasaporte de vacuna? Quería ver al Santos y me dijeron que necesitaba vacunarme. ¿Por qué debería hacer eso?", señaló Bolsonaro a los periodistas presentes.

 

Brasil, que ya suma más de 600.000 muertes por coronavirus según datos del Ministerio de Salud, permite un aforo del 30% en los estadios de fútbol, pero es obligatorio estar vacunado.

Por ello, Bolsonaro, negacionista de la vacuna, se perdió la victoria de Santos por 1-0 con un solitario tanto de Wagner Leonardo.