Se quedó en susto, pero menudo susto para Jerome Boateng. El futbolista del Bayern Múnich se dirigía a visitar a su hijo a una localidad cercana a Múnich cuando tuvo un accidente en plena autopista.

El Mercedes en el que viajaba el central bávaro se salió de la vía y se subió al guardarraíl, de manera que el vehículo quedó estancado en el mismo.

A pesar de que el central del Bayern de Múnich saliera ileso, el coste del arreglo de su coche de primera gama ascenderá hasta los 25.000 euros.

 

La causa del accidente podría haber sido la utilización de unas ruedas no adecuadas para las fechas en las que nos encontramos, tal y como informó la televisión germana 'Oberfranken'.

Cabe recordar que en Alemania, a pesar de estar la Bundesliga parada y el COVID-19 haciendo estragos en la población, no se ha decretado aún el periodo de cuarentena, por lo que la gente puede salir de sus casas.