"No dejes que lo que no puedes hacer se interponga en el camino de lo que puedes hacer". Ese ha sido el mensaje de Cristiano Ronaldo en redes sociales, ya en su casa de Turín. Horas después realizó un directo en el que aseguró que se encontraba "perfectamente" y sin síntomas.

El luso abandonó la concentración de la selección portuguesa y regresó a su casa, donde se encuentra aislado a la espera del negativo que le permita volver a los entrenamientos con la Juventus.

No estará este fin de semana en la Serie A, claro, y su gran objetivo es estar disponible para el partido de Champions League del 28 de octubre, cuando la Juve reciba en su estadio al Barcelona de Leo Messi. El duelo más vibrante de la fase de grupos.

El delantero, siempre obsesionado por mantener su forma física, está llevando a cabo un plan de entrenamiento específico en su domicilio, donde cuenta con un gimnasio.

Además, en sus redes mostró una imagen, otra de sus grandes pasiones. Cristiano desea llegar al 100% en el regreso a los entrenamientos con sus compañeros, que se espera que pueda ser en los próximos días.

 

Protocolo de coronavirus

Tras conocerse su positivo, abandonó la concentración de Portugal en un avión medicalizado. Y entonces comenzaron las acusaciones. Vincenzo Spadafora, ministro de Deportes italiano, apunta a que Cristiano Ronaldo habría contravenido las directrices marcadas por las autoridades sanitarias.

"Sí, creo que así es, si no se han dado autorizaciones específicas por parte de las autoridades sanitarias", señaló Spadafora preguntado por el viaje de CR. El portugués, ausente a las críticas, se recupera en casa.