Leo Messi volvió a anotar un gol de falta tras casi seis meses desde que marcase el último. El argentino hizo un gran tanto ante el Granada, lanzando su disparo raso ante la cercanía de la portería y batiendo a Rui Silva por abajo.

Ha necesitado 71 intentos para volver a celebrar una diana a balón parado, desde que el 26 de julio marcase ante Osasuna. Desde ese día, Messi ha estado a cero.

Así que, cuando rompió esa mala racha, tocaba festejarlo como se debía. Él lo hizo... y su hijo, desde casa, también.

Lo hemos podido ver gracias a Antonella Rocuzzo, que grabó al pequeño y subió el vídeo a sus redes sociales en una celebración que se volvió viral.

No es para menos, pues el pequeño celebró el gol con más alegría que su propio padre.

 

Buenas cuerdas vocales tiene Mateo, y es que fue el pequeño quien captó toda la atención de un vídeo en el que tras él estaba su padre marcando un gol.

El Barça ganó fácil al Granada por 0-4 con dobletes de Messi y de Griezmann para ser tercero de LaLiga. El Atlético, líder con tres partidos menos y a cuatro puntos de los culés.