El amor mueve montañas, eso está claro, pero quizás el caso de Robben radique más en su añoranza por correr la banda derecha, virar hacia el interior y clavar un zurdazo al palo largo del portero.

Sea como fuere, el exfutbolista (ya de nuevo futbolista) descolgará las botas para fichar por el Groningen holandés (de Primera División), club en el que se desarrolló como futbolista antes de fichar por el PSV Eindhoven y luego hacer carrera en el Chelsea, el Real Madrid y el Bayern Múnich.

De hecho, Arjen se retiró el pasado mes de julio tras alzar una Bundesliga más para su haber. Ahora, a sus 36 años, Robben volverá a calzarse las botas en su tierra.

El Groningen, a través de un comunicado y un vídeo, ha anunciado que tendrá lugar una rueda de prensa este domingo en la que Robben explicará su proyecto.

El holandés explica en el vídeo que es una decisión que lleva madurando tiempo: "En las últimas semanas he tenido conversaciones con personas dentro del club y lo principal: he escuchado la llamada de nuestros aficionados".

 

"Ahora mismo no estoy seguro de lo que ocurrirá. De lo que estoy seguro es que mi ilusión y motivación están al 100 por ciento. Será un duro reto físico, pero voy a intentarlo. Voy a trabajar duro y cuando todo esté bien me uniré a los entrenamientos del equipo para la próxima temporada", añadió el neerlandés.

Por último, para un hombre que ha ganado prácticamente todo, realmente queda el "sueño" del primer amor: "Mi sueño es jugar con la camiseta del Groningen".