Antoine Griezmann volvió a marcar con la camiseta del Barcelona. Tras su gol ante el Alavés, el francés volvió a 'mojar' contra el Betis en una acción en la que el gran protagonista fue Leo Messi.

El argentino, a un pase de Jordi Alba, dejó pasar de manera inteligente la pelota para que Antoine solo tuviera que llegar y empujar el cuero de manera sutil a una portería completamente vacía.

Messi atrajo hacia él a Claudio Bravo y a Marc Bartra, con lo que el francés tuvo vía libre para celebrar un gol que se le estaba resistiendo en el partido.

Porque antes de eso, estuvo a punto de marcar en un par de ocasiones e incluso falló un penalti. Sin embargo, la salida de Messi le cambió la cara.

Y por eso, Griezmann ha vuelto a responder en redes sociales sobre esa posible mala relación que existe entre él y Messi.

Lo ha hecho con una imagen, una en blanco y negro en la que se puede ver un abrazo entre ambos. Los dos aparecen de espaldas.

 

El Barcelona logró la victoria ante un peleón Betis que se vino abajo con la expulsión de Mandi. El encuentro acabó por 5-2, con la malísima noticia de la lesión de Ansu Fati.

Te puede interesar

Ansu Fati, ante su decisión más difícil tras romperse el menisco interno de su pierna izquierda