Carlo Ancelotti ha vivido un desagradable momento en su vida privada. El técnico del Everton se ha visto obligado a reforzar la seguridad de su casa, después de que el pasado sábado dos hombres encapuchados lograsen acceder al interior de su vivienda y robasen más de 2 millones de euros de su caja fuerte. El susto fue aún mayor para Carlo, ya que en el momento del robo su hija se encontraba en el domicilio y fue quien vio a los dos individuos con pasamontañas.

El ex del Real Madrid ya ha tomado medidas tras lo ocurrido, y según informa 'The Sun', Ancelotti ya habría reforzado la seguridad privada de su domicilio, además de una mayor presencia policial en la zona.

Un miembro de seguridad anónimo ha explicado en el citado medio la posibilidad de que los asaltantes tuvieran vigilado el movimiento de la vivienda antes de cometer el robo. Los ladrones sabían lo que querían y cómo conseguirlo. Es probable que hubieran vigilado la casa y estuvieran actuando sobre esa información. Carlo tendrá una protección para su familia mientras esté fuera de casa", afirma el agente al medio inglés.