El fichaje de Alex Song por el FC Barcelona coincidió con el de Luka Modric por el Real Madrid. El camerunés llegó a la Ciudad Condal a cambio de 19 millones de euros que recibió el Arsenal por su venta en 2012.

Entonces, se debatió mucho sobre qué fichaje era mejor en términos de calidad-precio. El conjunto blanco pagó 42 millones de euros al Tottenham por los servicios del croata, pero su mal comienzo en el Santiago Bernabéu le supuso muchas críticas y diversas comparaciones con su homólogo en el Barça, aunque el tiempo ha dirimido qué fichaje fue el más acertado.

Ahora, ocho años después de aquel momento, Alex Song ha fichado por un desconocido equipo de Yibuiti, un pequeño país situado en el cuerno de África. Su combinado nacional jamás ha estado presente en un Mundial ni en una Copa África, ocupando el cuarto peor puesto de la CAF (Confederación Africana de Fútbol) por delante de Somalia, las Seychelles y Eritrea.

"Nos decidimos por un mediocentro por la salida de Keita y Song era el primero en nuestra lista de prioridades. Tiene capacidad técnica, dominio de balón, conocimiento táctico, recorrido físico aunque no fichamos jugadores por centímetros, ni por altura, sino para completar la plantilla y que el entrenador tenga los máximos recursos", explicó en su presentación Andoni Zubizarreta, antiguo director deportivo culé.

Tras su discreto paso por el Barça, salió cedido al West Ham durante dos temporadas consecutivas (2014-15 y 2015-16), hasta que rescindió contrato con el Barcelona para fichar por el Rubin Kazan.

Su periplo en Rusia fue decepcionante y Song acabó apartado y sin cobrar. Con el objetivo de revivir su fútbol, buscó su oportunidad en el Sion francés en 2018, aunque, al comienzo de la pandemia, el club galo le rescindió el contrato por negarse a aceptar una rebaja salarial.

Ahora, tras llegar a jugar incluso seis partidos con el filial del Sion, Song aterriza en Yibuti para causar sensación: "Es un golpe de efecto para el fútbol yibutiano. Es una oportunidad de promover el fútbol local", escribió nuevo club, el AS Arta Solar 7.